Blog

¿Qué es la Pinguécula y el pterigión?

Columna por: Dr. Freddy Ortiz – Cirujano Oftalmólogo de la Universidad de Concepción y Universidad de la Frontera.

"La Pinguécula y El Pterigión"

La pingüécula y el pterigión son crecimientos en la conjuntiva del ojo.

¿Qué es la Pinguécula?

La pingüécula es un crecimiento amarillento en la conjuntiva. Suele localizarse en el lado del ojo más cercano a la nariz, aunque puede suceder en el lado opuesto. La pingüécula es un depósito de proteína, grasa o calcio.

¿Qué es El Pterigión?

El pterigión es un crecimiento de tejido carnoso (compuesto de vasos sanguíneos) que puede comenzar como una pingüécula. Puede permanecer pequeño o crecer a un tamaño suficientemente grande como para cubrir parte de la córnea. Cuando esto sucede, puede afectarle la visión.

Rayos Ultravioleta y el Sol:

Tanto la pingüecula como el pterigión se creen son causados por una combinación de exposición a rayos ultravioleta (UV) provenientes del sol, el viento o el polvo. Los síntomas de la pingüécula y el pterigión pueden variar de leves a graves. Por ejemplo:

  • Enrojecimiento e hinchazón de la conjuntiva, mayormente cuando crece el pterigión.
  • Mancha o protuberancia amarillenta en la parte blanca del ojo.
  • Sequedad, picazón y ardor en los ojos. Sensación de arena o gravilla en el ojo.
  • Visión borrosa.

Tratamiento de La Pinguécula:

Las gotas para lubricar los ojos pueden ayudar a aliviarle la irritación causada por la pingüécula. También ayudan a aliviar la sensación molesta de tener algo en el ojo. Si la pingüécula causa enrojecimiento e inflamación del ojo, el doctor puede recetarle gotas oculares con esteroides.
Por lo general, las gotas para los ojos pueden aliviar cualquier molestia de la pinguécula, y la cirugía generalmente no se recomienda ni es necesaria.

Tratamiento de El Pterigión:

Su oftalmólogo puede tratar el malestar, el enrojecimiento o la hinchazón de un pterigión con gotas para los ojos con lubricante o esteroides.
Si el pterigión crece a un tamaño suficientemente grande como para causar problemas, PUEDE someterse a una cirugía para extirparlo.

Consejos para el cuidado:

La mejor manera de impedir que le vuelvan a salir la pingüécula y el pterigión es evitando la luz solar, la sequedad y el polvo.

Columna por: Dr. Freddy Ortiz – Cirujano Oftalmólogo de la Universidad de Concepción y Universidad de la Frontera.

¿Necesita un Oftalmológo?

Deje su salud visual en manos de especialistas.

¿Desea recibir información?

Envienos su correo electrónico para enviarle información importante y de beneficio para usted.